Noticias de Prensa

7º REUNIÓN DE LA ALIANZA LATINOAMERICANA DE ASOCIACIONES DE LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS (ALAIAB).

PREOCUPAN POSIBLES TRABAS AL COMERCIO

Entre el 7 y el 9 de septiembre se llevó a cabo la séptima reunión de la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la industria de Alimentos y Bebidas (ALAIAB), que se realizó en la ciudad de Washington.

La reunión tuvo por objetivo analizar la situación de los marcos regulatorios de América Latina. Asimismo, se realizaron reuniones con funcionarios del Departamento de Agricultura, de la Food and Drugs Administration (FDA), del United States Trade Representative (USTR) y del Departamento de Salud de Estados Unidos, para transmitir la preocupación de los procesos de desarmonización normativa que se visualizan cada vez con mayor profundidad en toda América.

La reunión de la ALAIAB fue muy positiva ya que permitió realizar un repaso de las distintas regulaciones existentes en materia de rotulado de alimentos y bebidas, y de las posibles trabas al comercio, así como de las acciones a llevar adelante como Alianza para mantener un fluido intercambio de alimentos. Asimismo, se resaltó la importancia de participar y trabajar articuladamente con el sector público en organismos internacionales como el Codex, la Organización Mundial de la Salud o la Organización Mundial de Comercio.

Por otra parte, la Alianza acordó su plan de trabajo que consiste en el desarrollo de documentos que incluyan la recopilación de todas las acciones que está llevando adelante la industria de alimentos y bebidas de América Latina, sobre distintos temas relacionados con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para una vida más saludable. Se está analizando, a su vez, la situación de los denominados nutrientes críticos (sodio, grasas), los avances alcanzados hasta el momento, el marketing responsable, y un estudio comparativo del rotulado de alimentos en los distintos países de América Latina para demostrar las dificultades que se están generando en el comercio sin lograr el objetivo primario buscado que es informar más claramente al consumidor.

Todos los países de América Latina tienen un importante comercio con los Estados Unidos. En el caso de la Argentina, se trata particularmente de productos con valor agregado. Nuestro país exporta a ese destino por más de 1.100 millones de dólares de productos tales como vino, miel, pescados, frutas frescas, jugos y aceite de oliva, entre otros.

Participaron del encuentro 15 asociaciones de 12 países de América junto con representantes de las principales empresas de alimentos de la región.

Washington, 11 de septiembre de 2015

POSICIÓN ALAIAB RECOMENDACIONES AZÚCAR.

declaracion_quito-thumbnail

LA ALIANZA LATINOAMERICANA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS PREOCUPADA POR EL DESARROLLO DE NORMAS QUE AFECTARAN EL COMERCIO.

Se llevó a cabo una nueva reunión de la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas (ALAIAB), que se realizó en Quito, Ecuador y que contó con la participación de 16 asociaciones de 12 países de la región.

Durante los dos días de trabajo se analizaron los marcos regulatorios de la industria de alimentos y bebidas de Perú, Chile, Ecuador, Venezuela y Uruguay, se fijó posición sobre las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el azúcar.

En el documento acordado por los miembros, la ALAIAB ratificó el compromiso de la industria en la promoción de ingestas balanceadas y saludables para todos los grupos alimentarios. Sin embargo, resaltó su preocupación por la reciente publicación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la recomendación de ingesta diaria de azúcar, “por la carencia de justificación creíble sobre los porcentajes propuestos”. Por ese motivo, ALAIAB recomendó una mayor discusión y mayores aportes de la comunidad científica al respecto.

Asimismo, el bloque regional privado que conforma la ALAIAB resaltó la preocupación por el proceso de desarmonización de la normativa de etiquetado que afecta al comercio internacional de alimentos y bebidas e hizo un llamado a los países para que la discusión de este tipo de marcos regulatorios se desarrolle en las instancias mundiales técnicas que existen para tales efectos.

Más adelante, los representantes privados de las industrias alimentarias de América Latina manifestaron preocupación por la manera abierta en que algunos países no estarían cumpliendo con los compromisos internacionales en materia de comercio internacional, y ratificaron la urgencia de plantear estas preocupaciones ante instancias como OMC y CODEX Alimentarius, ya que se afectará en forma directa a las exportaciones de los países productores de alimentos.

Finalmente, las organizaciones que integran la ALAIAB ratificaron el compromiso abierto de la industria de alimentos y bebidas para colaborar con acciones efectivas que incidan sobre los estilos de vida saludable de la población.

“La industria de alimentos y bebidas de América Latina se consolida posicionándose como sector estratégico de desarrollo, a la vez que trabaja para ofrecer alimentos más saludables y para colaborar en el bienestar general de la población”, manifestaron los miembros de la Alianza.
Con estos antecedentes, y de acuerdo a lo propuesto en la reunión de ALAIAB en Montevideo en 2014, se organizó el 1st SUMMIT Alimentando al Futuro, evento que demostró la preocupación de la industria para la seguridad alimentaria frente a los desafíos provocados por el cambio climático y el crecimiento demográfico. Durante esta reunión expertos internacionales expusieron sus visiones sobre los efectos del cambio climático en la producción agrícola, cómo los pequeños agricultores que representan la mayoría de los productores de la región pueden enfrentar el reto del aumento de su producción, cuál será el rol de la industria en la organización de la cadena productiva, cuáles serán las nuevas exigencias nutricionales para el consumo de alimentos y finalmente, cuáles serán los nuevos comportamientos del consumidor y del comercio.

Cabe recordar la importancia de América Latina en el comercio mundial de alimentos, ya que exporta más de 160 mil millones de dólares y es el segundo bloque exportador en el mundo.

16 de marzo de 2015

NUEVO ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE LAS ASOCIACIONES DE LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS.

Los días 10 y 11 de marzo en la ciudad de Quito, Ecuador se llevará a cabo el 6º encuentro de la Alianza Latinoamericana de las Asociaciones de Alimentos y Bebidas, que será organizada por ANFAB. La Misión de la Alianza es ¨Ser la institución latinoamericana para el fomento de la articulación de la industria de alimentos y bebidas, promoviendo el desarrollo de sus cadenas de valor, contribuyendo con el diseño de políticas públicas para promover el bienestar de la población.

A nivel latinoamericano, según el país, el sector de alimentos y bebidas significa entre un 5-10% del Producto Bruto Interno (PBI). Asimismo, estos países han logrado fortalecer su presencia en el comercio internacional de alimentos y bebidas con una participación promedio para los últimos 5 años que ronda el 16%. La región exporta algo más de 160 mil millones de dólares por año.

En esta línea, cabe señalar que el contexto internacional muestra además que la demanda de alimentos se ha intensificado de la mano de las economías emergentes y en desarrollo. Estas economías tienen una mayor ponderación en términos de los factores que permiten la expansión del comercio de agroalimentos en regiones como la de América Latina.

Del encuentro participarán representantes de más de 12 países y se abordará la situación del marco regulatorio en América Latina, las perspectivas de la industria para los próximos años y las estrategias vinculadas con el desarrollo y promoción de hábitos de vida saludable.

Entre los temas a abordar se encuentran las propuestas de marcos regulatorios en Chile, Perú y Uruguay que generan gran preocupación en la industria regional. Por ser Ecuador el primer país en la región en poner en marcha una reglamentación obligatoria de etiquetado nutricional, se analizarán también los resultados de los primeros meses de su aplicación.

Los países de América Latina buscan mejorar el intercambio comercial de alimentos y bebidas a través de la complementación y un trabajo articulado. Las normas propuestas representarían barreras al comercio que dificultarían el objetivo buscado.

América Latina cuenta con la gran oportunidad de transformarse en proveedora de alimentos y bebidas de calidad y alto valor agregado para el resto del mundo pero para ello es necesario trabajar en la armonización de los marcos regulatorios basados en antecedentes científicos comprobados de manera conjunta los gobiernos y organismos internacionales, con el sector privado, con un mismo fin que es el de generar un mayor bienestar a la población.

Cacia pide al Gobierno mejorar valor agregado de la industria alimentaria.

Costa Rica – 10 de junio de 2014

Según cifras de la Cámara, el sector productivo de alimentos y bebidas aporta el 6,5% del producto interno bruto (PIB) del país.
La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) hizo un pliego de peticiones al Gobierno para dar valor agregado a la industria alimentaria.
Así lo presentó en el marco del XIII Congreso Nacional: Futuro, Perspectivas y Retos para la industria de alimentos y bebidas de Costa Rica, que se lleva a cabo este martes.
Según el gremio, la intención es conversar con las autoridades gubernamentales para, en conjunto, encontrar un ruta para convertir al sector en un polo estratégico para la creación de empleo y bienestar.
Cifras de Cacia aseguran que el sector productivo de alimentos y bebidas genera unos 53.950 empleos directos en el país.
Entre las peticiones que hizo la cámara al gobierno se contabilizan: una reducción de los costos de la energía, promoción del desarrollo y acceso de insumos e ingredientes para la innovación, articulación de recursos orientados a la creación de valor agregado, mayor seguridad jurídica, menor tramitomanía y mayor integración regional.
“Esperamos que el Gobierno genere alguna política de apoyo industrial. En el tema de innovación queremos que de esta administración se desprenda la red de apoyo tecnológico a las pymes”, dijo José Manuel Hernando, presidente de la agremiación.
Cacia considera prioritario convertir a Costa Rica en un centro regional de transformación de valor agregado, a partir de una mejora en la productividad agrícola.
Según cifras de la Cámara, el sector productivo de alimentos y bebidas aporta el 6,5% del producto interno bruto (PIB) del país y genera unos 53.950 empleos directos. También representa un 40% de la actividad manufacturera y más de $1.500 en exportaciones de unos 100 tipos de productos.
En la tarde, los ministros de Agricultura, Economía, Ciencia y Tecnología y Hacienda estarán en un conversatorio al final de la tarde en el que abordarán el tema de competitividad en conjunto con Cacia.
En la mañana, Olivier Castro, presidente del Banco Central, y Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda, abordaron temas de entorno económico y finanzas públicas durante la actividad.
Castro hizo hincapié en su preocupación por el incremento en el margen de intermediación cambiaria en las ventanillas de los bancos, el cual considera alto. Asimismo, considera que el incremento en el crédito en moneda nacional ayuda a que el sector productivo esté menos expuesto a cambios del tipo de cambio.
Rodríguez, por su parte, consideró fundamental el apoyo al proyecto de reglamento que busca dar contenido financiero a los proyectos de ley que llegan a la Asamblea Legislativa, para evitar mayores desequilibrios fiscales.

LA ALIANZA LATINOAMERICANA DE LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS SE PRESENTA EN SOCIEDAD..

CONFORMO SU PRIMER CONSEJO DIRECTIVO

Los días 13 y 14 de mayo se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires el encuentro de la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas.

Más de 15 asociaciones pertenecientes a 12 países de América Latina sumado, Estados Unidos, consensuaron el estatuto de la nueva entidad y su primer Consejo Directivo, eligiendo a Argentina a través de COPAL, como su primer presidente acompañado por las Vicepresidencias de Colombia, a través de la Cámara de Alimentos; de Perú, con su Sociedad Nacional de Industrias; Chile, a través de Chilealimentos y la Secretaria bajo la responsabilidad de Costa Rica mediante la Cámara Costarricense de la industria alimentaria.

A su vez también se fijaron las primeras acciones, reforzando el objetivo de trabajar articuladamente con los gobiernos para desarrollar acciones que promuevan el bienestar de la población. Las primeras actividades oficiales de la Alianza, serán las siguientes:

• Presentación oficial de la Alianza a todos los gobiernos y organismos internacionales
• Generar una red de apoyo en materia regulatoria
• Elaborar un documento con los programas y acciones que lleva adelante la industria de América Latina en materia de vida saludable
• Articular con otras entidades privadas de alimentos y bebidas de Europa, Asia y de carácter global.

Cabe recordar la importancia y rol estratégico de América Latina en el contexto mundial, aportando más de 200 mill millones de dólares en materia de exportaciones, siendo el 2 exportador mundial y representando esta industria entre el 5 y el 10% del PBI de cada país.

La industria de alimentos y bebidas realiza importantes aportes a la sociedad en materia de educación alimentaria, desarrollo de nuevos productos, mejoras en los perfiles nutricionales, publicidad responsable, entre otras actividades. Esta nueva Alianza trabajará en el fortalecimiento de este tipo de acciones a nivel regional con un fuerte compromiso en materia de vida saludable y bienestar.

Para mayor información: www.alaiab.com

Buenos Aires, 15 de mayo de 2014

PRIMER ENCUENTRO PANAMERICANO DE LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS EN BUENOS AIRES.

Los días 13 y 14 de mayo se llevará a cabo en la ciudad de Buenos Aires el primer encuentro de la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas.

Más de 14 países, entre los que se encuentran los representantes del Mercosur y Estados Unidos, se darán cita en Buenos Aires para analizar las perspectivas que ofrece la industria de alimentos y bebidas y las acciones a llevar adelante, por parte de la nueva entidad, a fin de colaborar con los Gobiernos para promover y fortalecer programas tendientes al bienestar de la población. Asimismo, se buscará consenso para trabajar en la armonización de las normativas alimentarias a nivel regional que propicien un comercio más transparente, eviten nuevas barreras no arancelarias en materia de intercambio comercial y favorezcan un crecimiento equilibrado de toda la industria de la región.

América Latina es el segundo exportador mundial de alimentos representando más de 150.000 millones de dólares en materia de comercio exterior. Se trata del bloque económico que presenta las mayores perspectivas para continuar creciendo y abastecer de alimentos con valor agregado al resto del mundo.

La visión de la Alianza es transformarse en la institución latinoamericana referente de la industria de alimentos y bebidas, promoviendo el desarrollo de sus cadenas de valor y contribuyendo con el diseño de políticas públicas para promover el bienestar de la población.

COPAL, miembro de la Alianza y encargado de la secretaría ejecutiva, ha promovido la participación de una gran cantidad de empresas y sus asociaciones de los distintos países, propiciando un encuentro que se nutrirá de las experiencias y perspectivas de los distintos actores de la industria panamericana.

El sector alimenticio analiza su potencial.

Fecha: 12/05/2014 – Fuente: Clarín – Argentina

Nuevo foro empresario
Entre mañana y el miércoles se llevará a cabo en Buenos Aires el primer encuentro de la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas. Reúne entidades de 14 países, como la argentina COPAL, y en este encuentro inaugural analizará las perspectivas que ofrece la industria de alimentos y bebidas.

Food and drink industry conference.

12/05/2014 – Buenos Aires Herald – Argentina

The first conference by the Latin American Alliance of Food and Drinks Industry Associations will be staged from tomorrow up to Wednesday, with groupings from more than 14 countries taking part, including members from the Mercosur trade bloc and the United States. Strategies of collaboration with governments and corporate social responsibility, as well as boosting the industry for years ahead in a transparent manner will be some of the topics discussed. The conference will be held in Buenos Aires City and hosted by Argentina’s COPAL chamber.

6 políticas públicas para revertir la pandemia de obesidad según la OMS.

Se le relaciona con la comida rápida y se le pide a los gobiernos medidas urgentes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un informe en el que señala que la epidemia de obesidad mundial puede ser controlada y que además se puede evitar alcanzar los 1.500 millones de obesos en 2015 con nuevas políticas mundiales relacionadas con la alimentación y la agricultura, el informe hace énfasis en la importancia de luchar contra el consumo desmedido de comida rápida.
Lunes, Febrero 3, 2014

Según el informe publicado en el «Bulletin of the World Health Organization», realizado por investigadores de EEUU e Irlanda, si los gobiernos toman medidas, pueden prevenir el sobrepeso y la obesidad, dos situaciones que tienen graves consecuencias para la salud a largo plazo, como diabetes, enfermedades cardíacas y cerebrovasculares e incluso el cáncer.

Los investigadores en esta ocasión, en lugar de examinar la cantidad de puntos de venta de comida rápida o el consumo de fast food reconocido por los consumidores, adoptaron un enfoque innovador: calcularon el número de compras de comida rápida por habitante entre 1999 y 2008 en 25 de países de ingresos altos y los compararon con las cifras de índice de masa corporal (IMC) en los mismos países durante el mismo periodo de tiempo. Una persona con un IMC de 25 o más tiene sobrepeso y con un IMC de 30 o más es considerada obesa.

Los resultados mostraron que mientras que el número medio de compras anuales de comida rápida por habitante aumentó de 26,61 a 32,76, el IMC promedio se incrementó de 25,8 a 26,4. Por tanto, cada aumento de 1 unidad en el número medio de compras de comida rápida por habitante se asoció con un incremento del 0,0329 en el IMC durante el periodo de estudio.

El estudio se centra en los países de altos ingresos, pero los resultados también serían de utilidad para los países en desarrollo.

Los datos muestran que la compra comida rápida por habitante aumentó en los 25 países. Canadá tiene el dudoso honor de encabezar esta lista (16,6 compras por habitante), Australia (14,7), Irlanda (12,3) y Nueva Zelanda (10,1), mientras que Italia (1,5), Holanda (1,8), Grecia (1,9) y Bélgica (2,1) son los países en los que el incremento ha sido más bajo.

Utilizando los datos de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas, los autores han visto que la ingesta de grasas animales disminuyó levemente de 212kcal por persona y día en 1999 a 206kcal en 2008, y que el consumo de calorías aumentó levemente en seis de esos años con 3.432 calorías por habitante y día en 2002, en comparación con 3.437 en 2008. Sin embargo, señalan, la mayoría de los hombres y las mujeres no necesita más de 2.500 y 2.000 calorías al día, respectivamente.
Puntos claves para controlar la pandemia

El informe sugiere asimismo algunas medidas que los gobiernos podrían adoptar para revertir la epidemia de obesidad al impedir la difusión de los productos alimentarios ultraprocesados. Dichas medidas incluirían:

1) Incentivos económicos para los productores que venden alimentos saludables y alimentos frescos en lugar de alimentos ultraprocesados, así como ayudas para cultivar frutas y hortalizas.

2) Desincentivar económicamente a las industrias que venden comida rápida, alimentos ultraprocesados y refrescos e imponer un impuesto a los alimentos ultraprocesados.

3) Un control más estricto de la publicidad de comida rápida y refrescos, especialmente la dirigida a los niños.

4) Regulaciones comerciales que disuadan de la importación y el consumo de comida rápida, alimentos ultraprocesados y refrescos.

5) Sistemas de etiquetado más eficaces, sobre todo para los alimentos ultraprocesados, que incluiría la comida rápida y los refrescos.

6) Políticas de zonificación para controlar el número y tipo de establecimientos de comida

El informe completo aquí

CONFIRMA LA EFSA LA INOCUIDAD DEL ASPARTAME: ALAIB.

11 de diciembre de 2013

• Un informe, basado en evidencia científica y una investigación de 30 años, termina con un debate erróneo sobre el uso del aspartame.
• La confirmación de la EFSA refuerza la recomendación del uso del edulcorante como una alternativa para controlar el peso y la obesidad.
• La Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas recibe con gran interés la decisión de la autoridad de alimentos en Europa al señalar que el uso de aspartame como edulcorante no calórico es totalmente seguro.

La Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas (ALAIAB) considera que el anuncio hecho por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) respecto de que el uso del aspartame como edulcorante no calórico en alimentos y bebidas es totalmente seguro terminará con la controversia respecto del consumo de estos aditivos alimenticios.
La ALAIAB considera que el informe difundido por la máxima autoridad europea en materia de alimentos y bebidas da por finalizado los prejuicios y dudas que por años se vinieron construyendo en torno al uso de los edulcorantes no calóricos. La EFSA confirma también que el aspartame es una alternativa altamente confiable para regular la ingesta de calorías y por ende, prevenir el sobrepeso y enfermedades crónicas como la diabetes, dos de los principales desafíos de salud pública más importantes de América Latina.

Actualmente, la industria de los alimentos y bebidas utiliza los edulcorantes no calóricos como una alternativa segura y efectiva. De ahí que resulte prioritario para la industria que el reciente comunicado de la autoridad europea en la materia sea difundido y conocido en toda la región, pues hoy en día sigue habiendo comunicaciones apócrifas y sitios de internet dedicados a publicar sin ninguna base científica información errónea e incorrecta.

Por ello, mantenemos nuestra recomendación de que el uso de alimentos y bebidas endulzadas con edulcorantes no calóricos, incluido el aspartame, pueden ser una excelente alternativa para moderar la ingestión calórica y con ello mantener un peso corporal óptimo.

Sobre la ALAIAB

El 14 de octubre de 2014 se conformó en Chile la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas, agrupación que como Visión ¨Ser la institución latinoamericana referente de la industria de alimentos y bebidas, promoviendo el desarrollo de sus cadenas de valor, contribuyendo con el diseño de políticas públicas para promover el bienestar de la población. ¨. Los gremios fundadores del área de Alimentos y Bebidas de los 11 países que integran esta alianza son: Argentina (Copal); Brasil (ABIA, ABIR); Colombia (ANDI); Costa Rica (Cacia); Guatemala (Icasa); México (Conméxico); Paraguay; Perú (Sociedad Nacional de Industrias, Asbega); Venezuela (Cavidea); Uruguay (Ciali), y Chile (Asociación de Empresas de Alimentos de Chile, Chilealimentos A.G.). Estos países representan más de 150 mil millones de dólares por exportaciones de alimentos y bebidas.

Acordo deve reduzir sódio de requeijão, hambúrguer e embutidos.

Brasilia: Fabricantes se comprometeram a diminuir índice de sódio em quatro anos. Biscoito, macarrão instantâneo e maionese já estavam em acordos anteriores.

O ministro da Saúde, Alexandre Padilha, e o presidente da Associação Brasileira da Indústria de Alimentos (Abia), Edmundo Klotz, assinaram nesta terça-feira (5) um acordo para reduzir a quantidade de sódio em mais um grupo de alimentos industrializados no país. O sódio é o principal componente do sal de cozinha.

Com o acordo, o quarto para a área, a meta do governo em relação ao sódio é de, por exemplo, passar de 587miligramas (mg) de sódio por 100g de requeijão cremoso em 2014 para 541mg por 100g em 2016. Para fins estatísticos do governo, ela foi estabelecida em 2012 e representará uma redução de 63,2% do nutriente no acumulado de quatro anos, de 2013 a 2016.

O termo assinado pelo governo e pelos fabricantes prevê redução de sódio em requeijão cremoso, sopa instantânea, sopa pronta para consumo e para cozimento, queijo muçarela, empanados, hambúrguer, presunto embutido, linguiça frescal, linguiça cozida a temperatura ambiente e mantida sob refrigeração, salsicha e mortadela mantida sob temperatura ambiente e sob refrigeração.

Esse é o quarto acordo firmado entre o Executivo federal e os fabricantes de alimentos desde 2011 com o mesmo objetivo. Nos tratados anteriores, alimentos como pão de forma, macarrão instantâneo, batata frita, maionese, biscoito recheado, margarina, cereais matinais e temperos para massa e arroz também tiveram a quantidade de sódio reduzida.

Para a Organização Mundial da Saúde (OMS), o consumo diário de sódio deve ser de menos de dois gramas por dia, equivalente a uma colher de chá ou cinco gramas de sal. O sal, em quantidades maiores do que a recomendada, aumenta a pressão arterial, podendo alterar o ritmo cardíaco. Com o desequilíbrio, a pessoa corre mais riscos de sofrer enfarte e problemas circulatórios.

De acordo com o ministério, a ingestão em excesso de sódio pode contribuir para o aparecimento e agravamento de doenças crônicas não transmissíveis (DCNT), como a hipertensão arterial. A meta do governo federal é diminuir a média de consumo de sal no país e reduzir a taxa de mortalidade prematura (que se refere às pessoas com menos de 70 anos), por DCNTs em 2% ao ano.

O governo estima que, desde 2011, cerca de 11,3 mil toneladas de sódio deixaram de ser adicionadas aos alimentos que foram incluídos nos acordos firmados com a indústria alimentícia. Até 2020, o Executivo espera evitar a adição de 28,5 mil toneladas de sódio.

Klotz disse que atingir essas metas é possível devido à mudança gradual, que dá tempo de a indústria alimentícia pesquisar substâncias em substituição ao sódio sem perder o sabor de produtos. “Estamos não só dispostos, mas também já praticando. […] Essa graduação permite que esses investimentos sejam feitos sem grande esforço. Se fosse feito de uma vez, seria incompatível. […] Tem alguns problemas a serem enfrentados. O sal é um conservante, então tem que arranjar alguma outra coisa que se conserve, que faça esse papel”, ponderou.

O sódio, especialmente em alimentos industrializados, está presente em conservantes (nitrito de sódio e nitrato de sódio), adoçantes (ciclamato de sódio e sacarina sódica), fermentos (bicarbonato de sódio) e realçadores de sabor (glutamato monossódico).

A fim de equilibrar o sódio ingerido, os especialitas recomendam o consumo de frutas e verduras, que são ricas em potássio.

Hipertensão

Durante a assinatura do acordo, o Ministério da Saúde também divulgou os resultados de uma pesquisa feita em 2012 sobre a hipertensão arterial no Brasil. Segundo o estudo Vigilância de Fatores de Risco e Proteção para Doenças Crônicas por Inquérito Telefônico (Vigitel), feito pela pasta, 24,3% dos brasileiros são hipertensos.

Essa porcentagem representa um aumento em relação aos dados de 2011, quando a proporção de hipertensos no Brasil tinha sido de 22,7%, de acordo com a pesquisa Vigitel divulgada no ano passado.

A pesquisa divulgada nesta terça-feira mostrou que a hipertensão tem mais impacto mulheres, pessoas de menor escolaridade e com mais de 65 anos. Destas últimas, 59,2% sofrem com a doença no país.

A diretora do Departamento de Análise de Situação de Saúde, Deborah Malta, afirmou que o consumo médio de sal pelo brasileiro é de 12 gramas diárias, mais do que o dobro sugerido pela OMS. Isso seria causado pelo hábito de colocar sal em alimentos processados e de comer frequentemente fora de casa.

Deborah ainda afirmou que, se a recomendação de consumo de sódio da OMS fosse totalmente adotada, o Brasil teria 15% a menos de mortes por acidente vascular cerebral (AVC) e menos 10% de óbitos por enfarte. Além disso 1,5 milhão de hipertensos ficariam livres de medicação para combater a doença e ganhariam mais quatro anos na expectativa de vida.

A cidade que tem a população mais hipertensa, conforme o estudo, é o Rio de Janeiro (RJ), com 29,7%. A capital fluminense é seguida no ranking por Recife (PE), 26,9% e Maceió (AL), 26,7%. Já a cidade que menos tem vítimas de hipertensão é Boa Vista (RR), que registrou 16,6%.

Destacan los beneficios nutricionales de los alimentos procesados.

Ciudad de Buenos Aires: Janet Collins, presidente del Institute of Food Technologists de EE.UU. pasó por Buenos Aires para resaltar sus propiedades frente a los orgánicos. Los productos elaborados no tendrían diferencias nutricionales con los orgánicos.

“Los científicos en alimentos y los consumidores hablamos distintos idiomas y eso hace que a veces surjan dudas. Pero si me preguntan sobre lo que comemos, lo primero que les puedo decir es que la comida que ingerimos es segura; los alimentos que compramos en el supermercado son seguros”.

De esta manera directa y sin titubear, Janet Collins, presidente del Institute of Food Technologists (IFT) de los Estados Unidos de Norteamérica, comenzó a derribar varios de los mitos que giran en torno a los alimentos procesados durante una charla que brindó en Buenos Aires a periodistas especializados en temas de salud.

La experta, que llegó al país para participar en Rosario del XIV Congreso Argentino de Ciencia y Tecnología de Alimentos, organizado por la Asociación Argentina de Tecnólogos Alimentarios (AATA), aclaró que todos los productos hoy disponibles en las góndolas fueron previamente analizados y autorizados por organismos de control tanto nacionales como internacionales.

“La mayoría de los alimentos que ingerimos son procesados en cierto punto. El procesamiento no es algo nuevo, el ser humano lo realiza desde hace miles de años; enlatar y cocinar la comida son ejemplos de cómo nuestras madres, abuelas o bisabuelas solían preservar los alimentos. El café es procesado, al igual que la leche, las galletitas y hasta la fruta envasada; la mayoría de la comida que llevamos a la mesa es procesada”, explicó Collins.

Y abundó: “Los consumidores suelen asociar los alimentos rotulados como orgánicos, naturales o que no son envasados como si fueran más sanos que los procesados. Y, en realidad, en términos nutricionales no tienen ninguna diferencia”.

Aunque se lo suele vincular con el exceso de aditivos químicos, colorantes o conservantes, lo cierto es que en la actualidad el procesamiento de alimentos es un mecanismo fundamental tanto para garantizar la disponibilidad de comida para las miles de millones de personas que habitan el planeta como para asegurar que lo que se consume cumpla con determinadas condiciones de seguridad e higiene.

“Es increíble, pero vaya uno a saber por qué, muchas personas tienen más temores con el origen y la inocuidad de los alimentos que con los medicamentos, cuando por la cantidad de gente expuesta a los alimentos a nivel mundial, todo lo que es aprobado por las agencias de control ha sido mundialmente investigado, mientras que los medicamentos se estudian en un grupo acotado de la población,” reflexiona Susana Socolovsky, vicepresidente de la AATA.

De hecho, según Socolovsky, a diferencia de lo que ocurre con los alimentos procesados, que están sometidos a enormes controles de calidad y seguridad, al menos en la Argentina muchos productos orgánicos no son sometidos a ninguna inspección. “Si bien hay institutos de certificación de orgánicos, muchos productores no certifican. ¿Quién me garantiza, entonces, que es cierto que no se usaron pesticidas? En los alimentos procesados se analiza que no queden residuos de pesticidas y eso es una garantía a la hora de comerlos”, señala la Doctora en Ciencias Químicas de la UBA.

Collins coincide y agrega: “Mucha gente cree que un producto orgánico es más seguro que uno que compra en el supermercado y eso es un error. Quiero remarcar que el uso de tecnología alimentaria, el uso de ingredientes que uno adiciona, es por una razón; tiene una función. Freezamos, sacamos agua o agregamos sal para garantizar la inocuidad, aumentar la ‘vida útil’ de un alimento o reducir el número de micro organismos. El problema es que no les informamos a los consumidores por qué estamos haciendo eso y cuando miran las etiquetas no saben por qué o para qué están presentes determinados ingredientes y ellos prefieren que no estén. Hoy la forma en la que se venden y etiquetan los productos confunde y marea a los consumidores. Y los tecnólogos no estamos ayudando”.

NIVELES DEL PROCESAMIENTO

La Fundación Consejo Internacional de Información Alimentaria (IFIC Foundation, por sus siglas en inglés) desarrolló las siguientes categorías para definir los diversos niveles del procesamiento:
. Alimentos “mínimamente procesados” son los que mantienen la mayoría de sus propiedades como por ejemplo las frutas, verduras lavadas y empaquetadas y los frutos secos tostados.
. Alimentos “procesados para su preservación” como por ejemplo atún y arvejas en lata y frutas y verduras congeladas.
. “Mezclas de ingredientes combinados” incluye productos que contienen endulzantes, especias, aceites, colorantes, saborizantes y conservantes con el fin de promover la seguridad, el sabor y el atractivo visual. Por ejemplo, mezclas para preparar tortas o gelatinas, la salsa de tomate embotellada y el aderezo para ensaladas.
. “Alimentos procesados listos para comer” son, por ejemplo, cereales para desayuno, galletitas, jugos de frutas, yogur, fiambres, helados y bebidas gaseosas.
. “Alimentos y comidas preparadas” son aquellos alimentos y productos envasados para conservar su frescura y permitir su fácil preparación: pastas listas y congeladas, pizzas congeladas, comidas congeladas y también productos de rotisería listos para consumir.

Para generar conciencia sobre el rol que desempeña la ciencia de los alimentos a la hora de asegurar el acceso a alimentos nutritivos y seguros, el IFT creó la campaña de educación pública”World Without Food ScienceT”. La iniciativa está diseñada para ayudar a que los consumidores comprendan de dónde viene lo que comen cada día.

El gravamen a la comida chatarra se impone en México.

d-ec-04112013 - el comercio - mundo - pag 26_1

Aprueban impuesto de 8% en comida chatarra.

El Senado aprobó con 71 votos a favor el aumento de 5 a 8 %, el cual estaba previsto en un acuerdo que se logró entre el PRD y el PRI, además de la Secretaría de Hacienda.

Ciudad de México El pleno del Senado aprobó con 71 votos a favor y dos en contra el aumento de 5 a 8 por ciento en alimentos chatarra, el cual estaba previsto en un acuerdo que se logró entre el PRD y el PRI, además de la Secretaría de Hacienda.

La modificación estaba pactada entre el PRI y el PRD, pues este último no consideró suficiente el impuesto de 5 por ciento a este tipo de alimentos de alto valor calórico.

En tribuna, la senadora Angélica de la Peña, quien es del grupo de perredistas que sí acudió a la sesión, dijo que esta propuesta al artículo 2 de la Ley del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios permitirá tratar el problema de la obesidad con mejores condiciones recaudatorias para la salud, una vez que lo recaudado se destinará al combate de esta enferemedad.

Comentó que con si el impuesto se queda en el cinco por ciento se recaudarían 3 mil millones de pesos, el cual “no es suficiente, no alcanza para cubrir ni siquiera el 6 por ciento de los gastos médicos para atender problemas de salud derivada de este tipo de comida”

Recordó que México tiene uno de los más graves el problemas de obesidad.

Nace la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas.

chilealimentos_1

Parlamentarios de 17 países de América Latina y el Caribe se reunieron para avanzar en el combate al hambre.

IV Foro del Frente Parlamentario contra el Hambre de la región reunió a representantes de gobierno, la sociedad civil y organismos internacionales.

9 de septiembre de 2013, Santa Cruz de la Sierra. Bolivia – Parlamentarios, representantes de gobierno, de la sociedad civil organizada y de organismos internacionales se reunieron en el IV Foro del Frente Parlamentario contra el Hambre (FPH) de América Latina y el Caribe.

En Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el IV Foro analizó diversas iniciativas para avanzar hacia la meta de erradicar el hambre en América Latina y el Caribe, incorporando el derecho a la alimentación en la legislación a nivel local, nacional y regional.

Crispim Moreira, Representante de la FAO en Bolivia, indicó que: “Bolivia está entre los 15 estados del mundo que incorporan el derecho humano a la alimentación en sus constituciones políticas. La experiencia boliviana de participación social, institucionalidad del derecho Humano a la Alimentación Adecuada y la concreción de políticas públicas en el marco de la soberanía alimentaria para vivir bien”.

Los asistentes al Foro del Frente Parlamentario debatieron aspectos como el derecho al agua, las políticas públicas dirigidas a la distribución de la tierra y la conservación de los recursos naturales y los avances en institucionalización y evaluación de los marcos jurídicos de la seguridad alimentaria y la alimentación escolar.

La coordinadora del Frente Parlamentario y diputada dominicana, Guadalupe Valdez, destacó que, “es necesario revisar los aprendizajes en materia de políticas participativas y compromiso político. No sólo el rol fiscalizador de los parlamentarios, sino la importancia de proponer mecanismos y estrategias que puedan ser útiles a los nuevos procesos en nuestra región, para la erradicación del hambre”.

Una experiencia modelo

Ricardo Rapallo, Oficial de Seguridad alimentaria de la FAO, explicó que el Frente Parlamentario contra el Hambre es una experiencia inédita en el mundo, y que ha generado interés por replicarlo en otras regiones.

Muestra de esto, la IV versión de Foro contó con la participación especial del diputado de Mozambique, Francisco Mucanheia, quien vino a conocer la experiencia latinoamericana con miras a desarrollar iniciativas similares.

Actualmente existen 14 frentes parlamentarios en la región, siendo actores protagónicos en la promulgación  de 7 leyes nacionales seguridad y soberanía alimentaria y una ley marco regional del Parlamento Latinoamericano, PARLATINO.

El Frente Parlamentario Regional, creada en 2009, recibe el apoyo técnico y financiero de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

LA ALIANZA ESTUVO PRESENTE EN EL 3 ENCUENTRO DEL Salt Smart Consortium.

Los dias 28 y 29 de octubre 2014 se llevó a cabo en Brasilia, el 3º encuentro del Consorcio de Sodio que coordina la OPS. El objetivo fue avanzar en la armonización de acuerdos para generar reducciones progresivas de sodio en América, en distintas categorías de productos. Por la Alianza participaron ABIA de Brasil y COPAL de Argentina.

Acceda a los documentos en el siguiente link

La Alianza Latinoamericana participará del grupo de trabajo de sodio que coordina la OPS (Organización Panamericana de la Salud)..

Entre los días 28 y 29 de octubre, se llevará a cabo en Brasilia la primera reunión del 2014 del SALT SMART CONSORTIUM: The Multi-stakeholders Committed to Reducing the Overconsumption of Dietary Salt in the Americas. Se trata del 3º encuentro del grupo y ALAIAB fue invitada a realizar una presentación para explicar sus objetivos y actividades, vinculadas principalmente con la reducción de nutrientes, como es el caso del sodio.

La Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas sesionó en Montevideo y acordó acciones para promover hábitos de vida saludables..

15 de septiembre de 2014 – Entre los días 8 y 10 de septiembre se llevó a cabo el 2º encuentro del 2014 de ALAIAB en la ciudad de Montevideo, Uruguay.

Participaron representantes de 15 asociaciones de 12 países para analizar el marco regulatorio actual que se observa en América Latina, y las acciones a llevar adelante para promover hábitos de vida saludables, propendiendo a un trabajo coordinado con los Gobiernos para generar regulaciones razonables, que se adecuen a la realidad de la industria de alimentos y bebidas regional y cumplan con los objetivos de informar al consumidor.

En el encuentro, los miembros de la Alianza reiteraron la importancia de promover marcos regulatorios que se encuentren respaldados por evidencia científica. Existe una gran preocupación por los proyectos en Chile, Ecuador y Perú que sólo generarán confusión en los consumidores y no darán respuesta a las necesidades nutricionales de la población.

Por otra parte y a fin de acompañar los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud y colaborar con el bienestar de la población, que contempla la Misión de la Alianza, se acordaron líneas de trabajo orientadas al desarrollo de programas y acciones vinculados al fortalecimiento de la difusión de hábitos de vida saludable; al acceso de alimentos inocuos y seguros; a la generación de un esquema que pueda ser aplicado a nivel regional sobre etiquetado nutricional, para mejorar la información al consumidor; trabajar sobre la armonización de la normativa regional con base en estándares internacionales; promover la reducción de nutrientes como el caso del sodio y analizar esquemas de autoregulación publicitaria y marketing responsable, en particular el dirigido a niños.

Es importante destacar que América Latina y el Caribe (ALyC) exportan algo más de 160 mil millones de dólares por año con una participación del 10% en el comercio mundial. Cabe señalar que el contexto internacional muestra además que la demanda de alimentos se ha intensificado de la mano de las economías emergentes y en desarrollo. Estas economías tienen una mayor ponderación en términos de los factores que permiten la expansión del comercio de agroalimentos en regiones como la de América Latina. Ejemplo de ello, es el comercio intra-región donde se verifica un crecimiento del 36% en términos de valor exportado entre el 2009 y 2013, representando el 40% de las importaciones totales de AyB en ALyC.

En estos términos la tendencia en el crecimiento poblacional desafía a la región de ALyC a pensar no sólo en sostener su marcha y posicionamiento frente a la demanda creciente de alimentos, también planificar en base a la composición de esa población para llegar con una oferta exportable que tenga en cuenta los hábitos de vida saludable y las nuevas tendencias de consumo.

Diretor-geral da FAO, José Graziano é homenageado hoje pela ABIA em San Pablo.

La Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas estuvo presente en el encuentro

O diretor-geral da FAO (Organização das Nações Unidas para Agricultura e Alimentação) José Graziano da Silva, foi homenageado pelo presidente da Associação Brasileira das Indústrias da Alimentação (ABIA), Edmundo Klotz, durante almoço realizado nesta sexta-feira (22/8), no Jockey Club de São Paulo. O ministro da Saúde, Arthur Chioro e o ministro do Trabalho e Emprego, Manoel Dias, compareceram à cerimônia. Graziano destacou que a indústria de alimentos representa 10% do PIB e 30% dos empregos no Brasil e é referência mundial pela qualidade no processo de produção, além de enfatizar que a FAO e a ABIA hoje possuem três grandes metas: “erradicar a fome, combater as doenças crônicas não transmissíveis e acabar com o desperdício de alimentos no mundo”. Klotz, enfatizou que os desafios enfrentados por Graziano, à frente da FAO, na luta contra a fome, faz parte do trabalho da ABIA em equalizar este problema no País.

La Alianza Latinoamericana participará de una reunión con el Director de la FAO..

20 de agosto de 2014 – El próximo 22 de agosto en San Pablo- Brasil, y organizado por ABIA, se llevará a cabo un encuentro con el Director de la FAO, Graziano Da Silva. En el marco de ese encuentro, la Alianza Latinoamericana de Asociaciones de la Industria de Alimentos y Bebidas- ALAIAB- participará de la reunión y entregará un documento con los objetivos y misión de la Alianza, a fin de ponerse a disposición para que América Latina y la FAO puedan trabajar con mayor articulación y en forma mancomunada.

Los objetivos de la industria de alimentos y bebidas regional y los de la FAO tienen muchos puntos en común, vinculados con la seguridad alimentaria y nutricional, y a su vez es el espíritu de la industria acompañar los lineamientos de la FAO y promover hábitos de vida saludable para la población.

En negocio de productos saludables, las bebidas le sacan ventaja a los alimentos.

Bogotá – Colombia / Martes , Julio 15, 2014

En el negocio de productos saludables en Colombia, las bebidas le están ganando la batalla a los alimentos, pues según un estudio regional realizado por Nielsen, los colombianos son más frecuentes a consumir líquidos con algún beneficio funcional.

De acuerdo con la investigación hecha por Nielsen HomeScan en Brasil, México, Colombia, Chile y Puerto Rico, los colombianos compran un alimento saludable cada 40 días, frecuencia que en el caso de las bebidas es de siete días.

Esta misma tendencia se repite en los otro cuatro países estudiados, aunque no con tanta diferencia. Por ejemplo, después de Colombia, México es el segundo país donde la frecuencia de compra de alimentos saludables es de 32 días, en Puerto Rico es de 22 días, y en Chile, es de 21 días.

“Al comparar con la canasta regular, son más espaciadas las compras de los productos saludables en todos los países, adicionalmente con un menor gasto por ocasión”, indicó Paula Estévez, gerente de Servicios de Panel de Consumo de Nielsen Colombia.

Otro dato que demuestra la prevalencia de las bebidas sobre los alimentos, es el gasto anual de los hogares en estos productos. Mientras en Chile y Colombia gastan en promedio US$131 y US$92 respectivamente al año en bebidas funcionales, en Brasil, México y Puerto Rico la cifra apenas pasa de US$40 al año.

Esta misma realidad es contraria cuando se observa el gasto anual en alimentos funcionales, pues Chile y Colombia, con US$24 y US$31, son las naciones con el promedio más bajo. “En cuanto al gasto anual en alimentos y bebidas, Chile y Colombia gastan más en bebidas que en alimentos, mientras en los otros países es al contrario”, agregó la vocera.

Para Santiago López, director ejecutivo de la Cámara de la Industria de Bebidas de la Andi, lo que vale la pena destacar es el crecimiento que está teniendo la categoría de funcionales, indicador que según el estudio de Nielsen es de 5%. “Las bebidas funcionales cada día ganan más espacio en las preferencias de compra y esta situación se relaciona directamente con el esfuerzo de las empresas por ofrecer estos productos en presentaciones de fácil portabilidad soportada en envases prácticos”, comentó.

No todo es bebida

Los fabricantes de productos lácteos como Alpina, Alquería, Algarra o Nestlé han estado vinculados tradicionalmente con el negocio de productos saludables, un mercado del que se cree está concentrado únicamente en la leche. Aunque, de hecho, es el producto con más penetración en hogares (78%) cuando se habla de bebidas saludables, según Nielsen, no es lo único que se vende en este negocio, el cual mueve US$6.250 millones en América Latina y US$469 millones en Colombia.

Aceites, cafés, galletas, carnes frías, atunes, refrescos en polvo y hasta pastas son otros de los productos que integran la llamada “canasta saludable” al momento de hacer mercado, una categoría comercial que está en pleno desarrollo aunque aún no logra conquistar el gusto del consumidor.

Si bien Estévez indicó que la penetración de los productos orientados a la salud en Colombia es de 23%, la mayor en la región estudiada, el sector aún tiene mucho por crecer. “El hecho de que la penetración en hogares sea menor a 90% expone una gran oportunidad de comercial”, dijo.

“Todos los sectores en alimentos han desarrollado productos funcionales. No creo que el colombiano consuma más bebidas funcionales, lo que sucede es que en este estudio se incluye a la leche y a los derivados lácteos en los líquidos, cuando lo cierto es que para la industria son considerados un alimento”, dijo María Carolina Lorduy, directora ejecutiva de la Cámara de Alimentos de la Andi.
Colombia es una excepción en hábitos de compra.

Un aspecto interesante del estudio de Nielsen es el lugar donde se compran los productos saludables. Mientras que en la mayoría de la región el canal moderno (supermercados y almacenes de grandes superficies) concentra el mayor porcentaje de las compras de alimentos saludables, en Colombia y México el canal tradicional (tienda de barrio) es mucho más fuerte. “En el territorio nacional, el canal moderno mueve 40% de las ventas de estos productos, el canal tradicional 42% y otros canales (panaderías, cafeterías y mayoristas) 18%”, comentó Paula Estévez, gerente de Servicios de Panel de Consumo de Nielsen.

Las opiniones

Santiago López
Dir. Ejecutivo de la Cámara de Bebidas de la Andi
“Las bebidas funcionales ganan más espacio y esto se relaciona con el esfuerzo de las empresas por ofrecer presentaciones de fácil portabilidad”.

Paula Estévez
Gte. de Servicios de Panel de Nielsen Colombia
“La categoría de aceites es la que tiene mayor penetración en los hogares cuando se habla de alimentos saludables, y en las bebidas, lo son las leches”.

Roger Clemens. “En el futuro habrá menos diversidad de alimentos”.

Fecha: 11/06/2014 – Fuente: La Nación – Argentina

Lo acompañan una cordialidad y una disposición al diálogo que desconciertan. Y, sin embargo, en un tono perfectamente amistoso, el profesor Roger Clemens, nutricionista, toxicólogo y especialista en tecnología de alimentos de la Universidad de California del Sur avalado por más de cuarenta años de experiencia, no se priva de desafiar prejuicios muy difundidos.
Invitado a Buenos Aires como orador de las jornadas Bioeconomía 2014, organizadas por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en el Tattersall de Palermo en Buenos Aires, dijo, por ejemplo, que los alimentos orgánicos no son mejores que los producidos industrialmente, que los organismos modificados genéticamente están sometidos a los mismos sistemas de control que los medicamentos y que la humanidad deberá combinar mejores métodos de selección de cultivos, biotecnología, acuacultura y enfoques alternativos (como los cultivos subterráneos, la producción de carne en el laboratorio o la prolongación de la vida útil de los productos) para satisfacer la demanda de alimentos de una población que, según las proyecciones, superará los 9000 millones de personas en las próximas décadas.

“En los próximos veinte años debemos prepararnos para esto -dice Clemens-. No es una opción, es una obligación. Debemos analizar cómo administramos nuestro ambiente, cómo manejamos el agua, la tierra y la energía. Esos elementos son críticos. Necesitamos que personas con la experiencia necesaria se reúnan para resolver el problema global de producir alimentos saludables, accesibles y sostenibles.”

-¿Será por medio de la biotecnología? ¿Es segura?

-En los Estados Unidos, ya hay más de 200 medicamentos en el mercado producidos por ADN recombinante. Seguramente la más notoria es la insulina, que necesitan los diabéticos. Lo que poca gente sabe es que la seguridad de la biotecnología en la industria de los alimentos es la misma que se exige a los medicamentos. Por otra parte, la biotecnología nos ha dado un conocimiento de los genes de las plantas y de las personas. Estamos empezando a entender las variaciones de la genética vegetal. Entonces, la pregunta es: ¿podemos usar la tradicional selección de cultivos y no sólo biotecnología para asegurarnos de que estamos haciendo las plantas correctas, para obtener las características deseadas? Analizar la hibridación podría llevar años. Y no los tenemos. Así que si entendemos la genética de las plantas, cómo interactúan con el ambiente… creo que podemos hacer una gran diferencia. De modo que lo que va a hacer la diferencia es una combinación de ambos métodos.

-Mientras crece la producción de alimentos gracias a una variedad de nuevos métodos, también lo hacen los movimientos contra la manipulación de la naturaleza. ¿Cómo se explica?

-Personalmente, pienso que en parte esto ocurre por un miedo innato hacia lo desconocido. La gente se enfrenta a tanta incertidumbre, por ejemplo, a través de las redes sociales, que está temerosa. ¿No es interesante que el consumidor actual acepte avances en todas las tecnologías que afectan nuestra vida, desde mejores telas hasta mejores comunicaciones, transportes o fármacos, pero cuando se trata de los alimentos dice: “No te metas con mi comida”? Debemos comunicar lo que sabemos y lo que no sabemos de manera honesta.

-¿Es mejor la comida orgánica?

-La respuesta es: no. Escribí una presentación sobre esto no hace mucho. Si usted se fija en los datos, la respuesta es no. Ahora, si su pregunta fuera: ¿a veces es mejor? Le contestaría: “Sí, a veces es mejor”. Pero depende de muchas variables: de la tierra, de los cultivos, de las condiciones climáticas, de las semillas… De modo que incluso en el mismo campo hay variaciones naturales. Pero en muchos casos una manzana convencional y otra orgánica son prácticamente indistinguibles. Sólo esa confusión sobre los beneficios de los alimentos orgánicos hizo sostenible ese mercado.

-Muchos están contra los alimentos genéticamente modificados porque se cultivan con pesticidas y éstos afectan a los pueblos cercanos. Incluso, pruebas en pobladores detectaron rastros de varios pesticidas en su sangre. ¿Es posible evitar esa contaminación?

-Esa preocupación se vincula tanto con la salud humana como con el ambiente. Volvamos a la granja orgánica: en nuestro programa nacional [de los Estados Unidos] está permitido usar pesticidas sintéticos y naturales. Bruce Ames, de la Universidad de California en Berkeley, el padre de la evaluación de pesticidas, decía que el 99% de los pesticidas vienen de la naturaleza. Probablemente el 1% procede de las probetas de los científicos, pero nadie habla del 99% restante. En el cultivo orgánico se permite usar ambos: pesticidas y herbicidas producidos por el ser humano y naturales. Si uno hiciera el mismo análisis en busca de pesticidas naturales, también los encontraría, porque las plantas los producen. El tema es que, como sucede en la nutrición, todo depende de la dosis. Tenemos que consumir cierta cantidad de hierro y de proteína para mantenernos saludables. Si no recibimos lo suficiente, estamos malnutridos, y si comemos de más, podemos enfermar. Hay una ventana estrecha que llamamos “salud”. Lo mismo es cierto de los pesticidas. Hay una dosis que, si es muy alta, es dañina para nuestra salud y otra que no tiene ningún impacto. Tenemos que poner las cosas en una apropiada perspectiva.

-¿Cómo se imagina nuestro menú del futuro? ¿Serán nuestros alimentos muy diferentes de los actuales?

-Tendrán que serlo. En este momento estamos en un curso de colisión. Muchos quieren diferentes variedades de alimentos, pero no podemos cultivarlas. No habrá diez diferentes tipos de tomates, tal vez sólo tres: los más prolíficos, nutritivos y estables para el transporte. La ciencia ya ensaya nuevas tecnologías para producir carne en el laboratorio y vegetales por acuacultura. Además, tendremos que ser más responsables: hacer mejores elecciones para comer menos..

normas_vs

cronoeventos

docs3

noticas_prensa