Bebidas Analcoholicas

1) Cantidad de Empresas:

Existen unas cien (100) Plantas Embotelladoras en el país, aproximadamente.
Unas veinte (20) pertenecen a los denominados sistemas de franquicias, casos Coca-Cola; Pepsi-Cola y Danone, y otros ochenta (80) a embotelladoras independientes con marcas propias, siendo las más conocidas Pritty; Naranpol de Productora Alimentaria S.A.; Prodea, que produce la línea de los productos de marca Cunnington; Embotelladora Matriz S.A. (Ivess) y otras de antigua trayectoria como Industrial Sodera S.R.L. y Bartolomé Sartor S.R.L., en Santa Fe (Pent) o Salvador Marinaro e Hijos S.R.L., en Salta, más otros tantos como Goliat en Mar del Plata, o Secco en Santiago del Estero.

2) Mano de obra:

Se puede decir que, aproximadamente, la industria en general ocupa a unos 10.000 trabajadores en forma directa y, por supuesto, una cifra muy superior en forma indirecta.

3) Producciónen cantidad de litros:

Podemos hablar de unos 6.000 millones de litros producidos por año, total país aproximadamente, correspondiendo una división de 4.000 millones de litros para las empresas de sistemas con franquicia, y unos 2.000 millones de litros para la producción asignada a los embotelladores independientes con marcas propias.

4) Consumo “per cápita”:

Si tomamos unos 40 millones de habitantes, contra 6.000 millones de litros producidos a nivel país por año, tenemos un consumo aproximado de 150 litros “per cápita” al año.

5) División de este consumo:

En forma genérica, lo podríamos dividir en un 80% de consumo de bebidas denominadas “regulares”, es decir, las endulzadas con azúcares nutritivos, y un 20% de bebidas de bajas calorías (las conocidas como dietéticas o Light) endulzadas con productos sintéticos o no nutritivos, según sea el caso, ya que en la actualidad existen endulzantes orgánicos de carácter no calórico, como es el caso de la estevia.
En este punto es necesario realizar una aclaración importante. Este porcentaje del 20% para bebidas dietéticas, puede duplicarse y hasta superar ese límite, ya que la mayoría de los productos que elaboran las marcas independientes, por una estricta razón de costos, son fabricados con edulcorantes sintéticos (sacarina y ciclamato, fundamentalmente) aún cuando no se publicitan como productos Light o de bajas calorías.

6) Con gas y sin gas:

Las bebidas sin alcohol, llamadas popularmente gaseosas, son –de hecho- con gas, encontrándose el segmento de aguas saborizadas con bajo contenido de gasificación (que se encuentra en expansión) y las aguas tradicionales sin gas, de antigua data pero, el mercado en general de bebidas sin alcohol, en lo que hace al público consumidor, son en su gran mayoría las que contienen gas, es decir, las popularmente conocidas –repetimos- como gaseosas.

7) Envases de vidrio y pet:

Entendemos que los envases de PET, a partir de la década del ’90 han mostrado un crecimiento amplio y sostenido, motivo por el cual, podríamos decir que el parque de envases se divide en un 60% en envases de PET, de carácter retornable y no retornable en su gran mayoría, y un 40% en envases de vidrio, siendo éstos mayoría en el mercado denominado “refrigerado” (bares, confiterías, restaurantes, etc.) o sea aquellos envases de menor contenido, conocidos popularmente como “tamaños medianos y chicos”, aún cuando también existe un mercado de vidrio en tamaños de mayor contenido (mercado del hogar) siendo éstos últimos todos de carácter RETORNABLE.

8) Reciclado:

El sector ha llevado a cabo, a lo largo de los últimos años, una serie de experiencias piloto de reciclado, proveyendo la maquinaria y la logística necesaria para concretarlos. Así podemos nombrar experiencias llevadas a cabo en Córdoba; Mendoza; Corrientes, algunas zonas del conurbano bonaerense (San Isidro, por ejemplo) y trabajos con escuelas y sociedades de fomento en la CABA, en su momento.
De todas maneras, está por lanzarse próximamente, y de manera oficial, un sistema de reciclado denominado “botella a botella”, por parte de la empresa CABELMA S.A. que, con ingeniería y tecnología de punta, permitirá –a través de un sistema que mezclará botellas recicladas de PET con material virgen de este polímero- obtener una nueva botella para contener producto y ser puesta y consumida en el mercado sin ningún tipo de problemas, ofreciendo todas las garantías necesarias, con protocolos y métodos ya probados y aprobados en el mundo entero. Este emprendimiento cambiará y revolucionará por completo los sistemas de reciclado utilizados y conocidos hasta el momento, ya que en el caso del PET, todo era utilizado para segundos usos y, en su gran mayoría, se exportaba (y aún se exporta) a China, para ser utilizado en la industria textil, ya que el PET, al ser un polímero, tiene esa capacidad de uso.

8.1)

En este mismo punto, debemos mencionar que nuestro sector, así como todo el sector envasador (además de nosotros, el sector de artículos de tocador, perfumería e higiene para el hogar) está trabajando para que –a nivel nacional- se sancione una Ley de Gestión de Residuos de Envases, que le dé a toda la actividad del reciclado, un marco regulatorio nacional, racional y cumplible por parte de las empresas, a efectos de encauzar esta actividad de forma ordenada, evitando así la anarquía y la falta de previsibilidad en esta materia, que le podrían dar normas locales, sean éstas provinciales o municipales, lo que determinaría un marco jurídico confuso y totalmente engorroso, únicamente superable –como decíamos antes- por medio de una legislación de carácter nacional y universal; situación ésta por la que abogamos permanentemente.

9) Situación impositiva:

La industria, además de tributar todos los impuestos de carácter nacional y provincial, tales como IVA; Ganancias; Ingresos Brutos y otros, también tributa, desde 1962, los conocidos como Impuestos Internos, con los cuales el sector no debiera estar alcanzado, ya que los mismos fueron creados para los consumos suntuarios, peligrosos, y/o aquellos que puedan eventualmente afectar la salud de la población.

10) Insumos, transporte y exportaciones:

Nuestro sector usa una multiplicidad de empaques: es uno de los principales consumidores de vidrio y otros materiales para envasar como PET, polietileno, polipropileno, tetrabrick y aluminio.
En materia de transporte el sector cuenta con una de las flotas de vehículos más importante del país.
El sector es uno de los mayores consumidores de azúcar, fructuosa y jugos cítricos de producción de las industrias regionales argentinas.
Al mismo tiempo la industria de bebidas sin alcohol, exporta, a través de las filiales de las grandes compañías, jugos concentrados y aceites esenciales entre otros productos.