Chocolates

Cacao, leche, azúcar y saborizantes constituyen la base de los ingredientes que compone el chocolate. El cacao, su principal materia prima, es en su totalidad, importado principalmente de Brasil, Ecuador y Ghana en mayor medida, entre otros países productores. La elaboración de chocolates es de larga tradición en la Argentina y cuenta con know–how cualitativo que permite su competitividad internacional la que fue adquirida en base a inversiones, capacitación y calidad. Así lo demuestran lo más de 100 millones de dólares que se exportan al mundo de este apetitoso producto en los últimos años.

La mitad de las ventas corresponde a “huevos y figuras no macizas”, casi un 30% se distribuye entre “bombones”, “caramelos”, “chocolate sin relleno” y “cobertura de chocolate”, y en el porcentaje restante figuran los “confites y grageas”, las “frutas recubiertas” y el “chocolate con relleno”. El promedio de las colocaciones medidas en volumen oscila entre 25.000 y 30.000 toneladas.

Los segmentos del mercado domésticos son:

  • El mercado masivo: demanda confecciones industrializadas que se diseñan en presentaciones unitarias o en packs de acuerdo al canal comercial elegido por la empresa elaboradora.
  • Las bombonerías: estas casas han modernizado su estilo clásico, siguiendo la tendencia mundial de elaborar piezas individuales, con motivos de diseño y combinaciones de sabor en las que el maridaje con café o champagne es característico.

Este mercado es muy sensible a las novedades en productos y presentaciones, por lo que las empresas renuevan en forma permanente su oferta. El consumo local oscila en torno de los 2 Kg./año/habitante. La Argentina exporta chocolate a más de 100 países, destacándose como los principales mercados, en el año 2009, Brasil, México, Angola, Canadá, Chile, Australia, Uruguay, Paraguay y Taiwán