Jugo concentrado de manzana

Debido a su gran calidad, hace ya años que el jugo concentrado de manzana argentino satisface los mercados más exigentes. Obtenido por concentración del jugo de distintas variedades de manzana, el producto puede ser “clarificado” (70º-71º Brix) -empleado en la industria de jugos y como edulcorante para las gaseosas- o “con pulpa “ o “cloudy” (45º Brix), utilizado en la elaboración de jugos y néctares.

Además de los grados Brix, la acidez es otra importante especificación técnica que se toma en cuenta al momento de la comercialización. El jugo concentrado producido en Argentina presenta valores de acidez media que oscilan entre 1,4 y 3 %.

Las 10 industrias procesadoras que están localizadas en el Alto Valle del Río Negro y Neuquén, y en el Valle de Uco (Mendoza), suman una capacidad instalada de 100 mil toneladas. La mayoría de ellas están reunidas en la Cámara Argentina de la Industria y Exportación de Jugos de Manzana, Peras y Afines (CINEX), con sede en Cipolletti (Río Negro).

La elaboración de jugo concentrado alcanza su pico máximo entre los meses de enero y mayo, empleándose aproximadamente 6,7 Kg. de manzana para obtener 1 Kg. de jugo.

La producción argentina ronda las 60 mil toneladas, y el 90% del total tiene como destino los Estados Unidos, adonde ingresa por Filadelfia, en la costa este.

Los cargamentos argentinos parten del puerto de San Antonio Este, en la provincia de Rìo Negro, distante más de 400 Km. de la zona de producción.

El producto se comercializa en tambores plásticos o de chapa de 307 Kg., o en bins de madera (los más utilizados) con una capacidad de 1535 Kg. netos, en ambos casos con bolsa de polietileno que contienen el jugo.

Para el transporte del producto se utilizan vapores Reefer a una temperatura de 0º C en el caso del jugo clarificado y de -20º C si se trata de jugo con pulpa.