La Industria Pesquera

pesca

La producción pesquera argentina tiene neto sesgo exportador, y su aporte a la balanza comercial representa unos 1.000 millones de US$ anuales. Las principales especies de pescados, crustáceos y moluscos capturadas en el país tienen buena aceptación en los mercados internacionales, particularmente en la forma de productos congelados con distinto grado de elaboración.

Se destacan, por su participación en la canasta exportadora, la merluza común (Merluccius hubbsi), el langostino (Pleoticus muelleri) y el calamar (Illex argentinus); estos tres representan el 60% del total exportado.

Otras especies importantes son: la merluza de cola (Macruronus magellanicus), la merluza negra (Dissostichus eleginoides), las vieiras y la corvina (Micropogonias furnieri); en tanto que el sábalo (Prochilodus lineatus) es la especie predominante entre los recursos de agua dulce.

El consumo interno carece de relevancia debido a la tradicional composición de la dieta de la población, basada en la carne vacuna.

La actividad del sector se desarrolla a lo largo de toda la costa del Atlántico Sudoccidental, y ha sido un factor de crecimiento importantísimo para la región patagónica, estableciendo poblaciones e instalando modernísimas plantas de procesamiento.

Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, mantiene su tradicional preeminencia en los desembarques: concentra alrededor del 47% del total, escoltada por puertos situados más al sur, cuya participación viene creciendo desde 1980: Puerto Madryn (17%), Puerto Deseado (13%) y Ushuaia (8%).

En lo referido a productos derivados de la acuicultura, es una asignatura pendiente, siendo muy pequeña su producción.

El país exporta trucha arco-iris (Oncorrhynchus mykiss), cuyo mayor centro de producción es un embalse de generación hidroeléctrica ubicado en el norte de la Patagonia cordillerana.

El cuidado del recurso, su investigación y la alta tecnología de los barcos y de las plantas procesadoras son el más firme reaseguro de una actividad que dista de haber alcanzado su techo.

La actividad genera 20.000 puestos de trabajo directo y 100.000 indirectos, siendo en la Patagonia la mayor actividad económica, después de la industria petrolera.

grafico pesca

Barcos

Se pueden dividir en las siguientes categorías:

Barcos Fresqueros: Son aquellos que traen el pescado fresco a tierra, conservado a través de hielo en escama. La materia prima es trabajada en plantas en tierra elaborando productos, para las pescaderías o directamente para los supermercados y la exportación. La mayor actividad de este tipo de flota se concentra en la provincia de Buenos Aires, siendo Mar del Plata, el puerto por excelencia.

Barcos Congeladores: También llamados barcos factoría. Son aquellos barcos que capturan y procesan el pescado a bordo, como verdaderas fábricas flotantes, congelándolo posteriormente a una temperatura de -25º en el centro de la carne. Sus viajes, dependiendo del tipo de barco y producto que realice, dura de 20 a 60 días, ofreciendo un producto de altísima calidad.

Esta flota opera fundamentalmente desde el sur del país y los mismos los podemos separar por su especialidad en :

Barcos Tangoneros: Así llamados por llevar tangones, su actividad principal es la pesca de langostino.
Barcos Poteros: Se dedican a la pesca de calamar, y tienen la particularidad d e que la forma de atraerlo es a través de potentísimas luces.
Barcos Merluceros: Son barcos que arrastran redes, dedicándose principalmente a la pesca de merluza.
Barcos Surimeros: Son los barcos más grandes de la flota, y se especializan en la elaboración de surimi, materia prima para los bastoncitos de pescado, también conocidos como Kani-Kama.
Barcos Palangreros:Son barcos que tienen la característica de pescar con anzuelos. Las especies principales a las que se dedican son: merluza negra, abadejo y raya.

Proceso

El capitán del barco, a través de las sondas, va buscando cardúmenes.

Una vez localizado uno, procede a lanzar la red al agua y a arrastrar la misma hasta que, ayudado por las sondas de red, que le van indicando la cantidad de pescado capturado, estima que debe subirla a bordo.

Una vez izada, el pescado cae a través de compuertas a la zona de trabajo, donde por medio de cintas y dependiendo de las especies llega a las máquinas de procesamiento, descabezadoras, fileteadoras, etc .

Obtenido el producto deseado, se procede a la congelación del mismo en túneles a -60ºC.

Cuando se alcanza en el interior de la carne una temperatura de -25º C, el pescado se saca de los túneles, precediéndose a su empaquetamiento definitivo y posterior envío a la bodega del barco, donde permanecerá constantemente a la temperatura de -25ºC.

Una vez completada la bodega del pesquero, el mismo se dirige a puerto donde procede a la descarga de la producción y a un nuevo pertrechamiento del barco para reiniciar el ciclo de pesca.

La producción es cargada a Reefer y/o contenedores ó almacenada en cámaras frigoríficas hasta su exportación.