Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios.
"Somos una entidad gremial empresaria que nucléa Cámaras y Empresas de la Industria de la Alimentación y de Bebidas, representando a casi la totalidad de los sectores que la integran."

Caen las exportaciones de manzanas y peras argentinas a Brasil

Nuestro socio comercial aplica un régimen sanitario especial solamente a la producción de la Argentina

Los envíos de peras y manzanas argentinas a Brasil, nuestro principal mercado, registran una drástica caída y están sometidas a un régimen sanitario especial que no se aplica a ningún otro país proveedor de fruta.

En efecto, la Argentina perdió su condición de principal abastecedor de manzanas a Brasil, al registrar tan solo 16 mil toneladas de ventas externas en 2016 contra las 42 mil que vendió a ese mercado en 2014. Las peras también registran una fuerte caída en sus exportaciones, que pasaron de 137 mil toneladas en 2014 a 75 mil en 2016.

Por otra parte, la obligatoriedad de exportar bajo un Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) que rige solo para la Argentina, pone a nuestro país en desigualdad de condiciones respecto de sus competidores – Chile, Estados Unidos, Portugal, etc.- que, al no tener esta exigencia pueden trabajar en forma directa con supermercados y mantener cronogramas de embarques fluidos.

Por este motivo, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) solicita que se realicen las gestiones comerciales necesarias para recuperar un mercado de vital importancia para la economía regional del Alto Valle y para sus empresas y trabajadores.

Sistema de Mitigación de Riesgo

Desde 2003, las exportaciones argentinas de peras y manzanas a Brasil se desarrollan bajo un Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) para garantizar la ausencia de larvas vivas de la plaga Cydia Pomonella (Carpocapsa). 
Sin embargo, Brasil fue exigiendo cada vez más hasta llegar a bloquear temporariamente las exportaciones argentinas por supuestos riesgos sanitarios.

El SMR tiene además un régimen de sanciones a los productores y exportadores ante la posible detección de la larva viva que puede llegar hasta la prohibición de exportar durante el año en que se detecta la misma.

Todo esto generó una gran incertidumbre y un enorme desincentivo para exportar a Brasil, el mercado natural e histórico de la Argentina.

04 de Octubre de 2016