Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios.
"Somos una entidad gremial empresaria que nucléa Cámaras y Empresas de la Industria de la Alimentación y de Bebidas, representando a casi la totalidad de los sectores que la integran."

COPAL participó de la reunion del Foro Económico Mundial

El presidente de COPAL participó hoy en el capítulo Latinoamericano del Foro Económico Mundial, que se realiza hasta mañana en Buenos Aires y que tiene como una de sus consignas ‘Avanzar en la cuarta revolución industrial para una América latina inclusiva’.

En ese sentido, Funes de Rioja planteó la necesidad de “buscar estrategias que hagan sustentables las transformaciones que necesitan nuestras economías cada vez más digitalizadas. Estas estrategias deben incluir un estado inteligente, el impulso de la iniciativa privada y una globalización que contemple la inclusión social y la creación de más y mejores empleos”.

Asimismo, Funes de Rioja destacó que “la Industria de Alimentos y Bebidas de la Argentina está a la altura de estos desafíos, y del objetivo del gobierno de transformar al país en el supermercado del mundo”. Para esto, es imprescindible que se implementen las reformas que generen competitividad y sustentabilidad del sector.

“La Argentina volvió a acceder a los mercados internacionales de crédito, generó condiciones de estabilidad y un nuevo marco económico a través de la unificación del tipo de cambio, la salida del cepo, la eliminación y reducción de los derechos de exportación, el cambio en el esquema de reintegros, el mejoramiento de los plazos de liquidación de divisas y la resolución del default. Ahora, es imprescindible avanzar en nuevas reformas para generar una mayor competitividad”, resaltó Funes de Rioja.

Acerca de la necesidad de mejorar la competitividad de la Industria de Alimentos y Bebidas (IAB), Funes de Rioja se refirió a la alta presión tributaria a la que está sujeta, que puede llegar al 36,9% sobre la facturación. Cuando se computan todas las cadenas comerciales de los productos elaborados, hasta llegar al consumidor, el peso promedio de los impuestos es del 40,7% para alimentos y del 46,5% para bebidas y marcó -con mayor preocupación- especialmente de los impuestos a los ingresos brutos, las mal llamadas “tasas” municipales (higiene y seguridad entre otras que son verdaderos impuestos) y elevadas cargas sociales que fomentan evasión e informalidad.

Por otro lado, el dirigente señaló que existe una gran complejidad operativa, con cambios normativos frecuentes y diferentes regímenes según la ciudad, lo que genera altos costos operativos y financieros. “Desde COPAL hemos hecho propuestas para que se implemente una simplificación tributaria, además de una armonización y automatización de numerosos procedimientos que enfrentan los empresarios”, dijo Funes de Rioja.

El foro reunió a líderes regionales de los sectores gubernamentales, de la industria, la sociedad civil, organizaciones regionales e internacionales, expertos y organizaciones de productores. Entre los temas tratados, se abordaron posibles oportunidades para mejorar la productividad, la inversión, la sustentabilidad ambiental y la seguridad alimentaria para asegurar un crecimiento sostenible e inclusivo en Latinoamérica a través de la colaboración de todos los actores involucrados.

6 de Abril de 2017