Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios.
"Somos una entidad gremial empresaria que nucléa Cámaras y Empresas de la Industria de la Alimentación y de Bebidas, representando a casi la totalidad de los sectores que la integran."

En el día mundial de la alimentación, COPAL reafirma el potencial del país como productor y proveedor de alimentos

En el día mundial de la alimentación que se conmemora todos los años en reconocimiento a la creación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticias (COPAL) reafirma el potencial de la Argentina como productora y proveedora de alimentos.

“En este día, desde COPAL queremos resaltar la oportunidad que la industria de alimentos y bebidas representa para el desarrollo de la Argentina”, dijo el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja, y agregó: “Nuestro país tiene el potencial para transformarse en el supermercado del mundo”.

Con una población mundial que se proyecta en más de 9 mil millones de personas para el año 2050, se necesitará incrementar la producción de alimentos en un 70%. “Esto resulta en una gran oportunidad y en la responsabilidad de generar las condiciones para proveer de alimentos al mundo”, dijo Funes de Rioja, y resaltó que para cumplir con ese llamado serán necesarias inversiones que amplíen la capacidad productiva de la IAB.

“Nuestros empresarios están a la altura de este enorme desafío y de esta oportunidad. Es por eso que la industria de alimentos y bebidas es hoy uno de los ejes del desarrollo de la Argentina, que se proyecta al mundo como la gran abastecedora agroalimentaria de las próximas décadas, gracias a su capacidad de inversión y a su tecnología de punta”, expresó Funes de Rioja, y añadió: “Se trata de una industria que trabaja para proveer alimentos seguros para todos los grupos de consumidores, y que a su vez contribuye al cuidado del medio ambiente a través de iniciativas público privadas, como la que se plasmó en su reciente adhesión al Programa Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos”.

Esta oportunidad necesariamente implica trabajar en distintas áreas que incluyan el desarrollo de infraestructura, una inserción internacional equilibrada e inteligente, mejores condiciones de acceso al crédito productivo, el tratamiento de los incentivos fiscales y de inversión, potenciar los esfuerzos en materia de formación de capital humano e innovación, y las distintas iniciativas para poner en movimiento las economías regionales, tales como el Plan Belgrano.

“Por eso, porque la industria de alimentos y bebidas es sin dudas un factor de generación de empleo y bienestar para la población, queremos potenciar el trabajo para transformarnos en el supermercado del mundo y crear oportunidades para cada vez más argentinos”, concluyó Funes de Rioja.

16 de Octubre de 2016